Mi nombre es Blancanieves By Silvina Laje

Silvina Lage – análisis de obra – OBSRVTR 1.0

26/8/11 OBRA= ”MI NOMBRE ES BLANCANIEVES”

El primer encuentro con la obra de Gabriela Pino me provoco diferentes sensaciones, poco claras por cierto. Analizarla me llevo mi buen tiempo hasta que pude llegar a conectarme y lograr ordenar mis ideas.

Dos situaciones fueron importantes e hicieron de hilo conductor para que esto suceda.

La primera fue la visita a la galería y enfrentarme con la obra en si.

Desde lo visual me pareció agradable por el efecto de color que causan las maderas baratas que se utilizaron.

Sentí una sensacion de ausencia,……la gran cantidad de manzanas con su desborde y falta de límite que te impiden por todos los medios ingresar a la casita……me hubiera gustado poder entrar, caminarla, quizas buscar algun indicio del personaje importante.

El tema de comerme una manzana…..Si hubiera tenido ganas no me hubiera animado a hacerlo, sentía que habia restricciones para hacerlo, y no por el hecho que estuvieran podridas.

La segunda fue al ver la tarjeta de invitacion a la exposicion realizada por la galeria. La percha al viento colgada en la terraza sosteniendo el vestido, otra vez vacio, nuevamente la ausencia corporal. Solo veo el simbolo del libro de cuento que todos conocemos de nuestra ninez. Blancanieves brilla por su ausencia.

Obedeciendo la consigna de la profesora me devano la cabeza pensando cual es la pregunta que el artista me esta haciendo.

Tambien debo admitir que permanece fresco en mi memoria el texto que lei sobre La ambigüedad de Graciela de los Reyes (Cuestiones de arte contemporaneo-Elena Olivares), escrito que me pareció intresantisimo para poder comprender el arte contemporáneo.

Llego a la conclusion que la obra de Gabriela Pino esta dentro de la linea de la ambigüedad, puede tenr multiples lecturas, de hecho cuando cada uno expreso lo que sintio frente al grupo surgieron muchas y diferentes ideas.

Y esto es lo exitoso de la obra, el hecho de activar la creatividad de cada uno de los espectadores de acuerdo a su formación, sensibilidad e intelectualidad.

La obra Mi nombre es Blancanieves me “sugiere”, utiliza la metafora como lenguaje, no están ni Blanvanieves ni los 7 enanitos, pero como antes mencione solo esta la simbologia.

Es por esto que la ambigüedad como bien dice el texto es un elemento totalmente enriquecedor porque nos abre las puertas de la imaginación.

Por otro lado debo decir que este tipo de obras me causan intranquilidad porque me cuesta llegar a una respuesta frente a elementos tan difusos. Pero de eso se trata; de tanto “curiosear’ en mi interior con el agregado de los textos pude llegar a contar con este proceso.

Como dice Elena Olivera en su texto, me hago la siguiente pregunta “¿esto es arte?” O es un hermoso (no se puede negar!) trabajo de carpintería …? con que derecho decimos que es una obra de arte?….

Durante la preparación de este escrito llego a la conclusion que para mi si es una obra de arte porque en el camino de su análisis me desperto miles de diferentes tipos de incentivos.

Lo mas increíble fue el encuentro con Gabriela Pino. Cada uno de nosotros con diferentes lecturas nos encontramos con una persona de gran simplicidad y hasta podría decir ternura cuando dice que las personas que la acompanaron en el proceso de construcción son las personas que ella elije para que la contengan y la cuiden durante la elaboración de la obra.

Cierro mi trabajo con el pensamiento de Barthes que habla sobre la Muerte del autor y que el verdadero protagonista es el espectador.

El autor/artista presenta los elementos y el espectador crea su propia obra. Estoy segura que esto es lo que ocurrió en el grupo.

Mi conclusión es que quizas el personaje importante en la lectura o guion de la obra no es Blancanieves sino la propia artista en una busqueda personal….tampoco quiero entrar en lo psicológico porque no soy quien…

Silvina Lage

link to original text